Las empresas inclusivas han demostrado ser más productivas y exitosas pero ¿cuál es la razón?

Te explicamos qué es una empresa abierta a la diversidad y los beneficios que te puede traer.

 

Una empresa inclusiva y abierta a la diversidad  se refiere a las organizaciones que reclutan, aceptan y/o promueven a colaboradores con algún tipo de discapacidad o personas de todo tipo sin importar su género, edad, orientación sexual, religión, nacionalidad, color de piel, nivel socioeconómico, entre otras características.

En pocas palabras, es una empresa que no practica ni tolera ningún tipo de discriminación, ejerce la igualdad en sus empleados y los respeta sea cual sea su condición.

¿Aún existe la discriminación?

De acuerdo a la última encuesta de OCCMundial sobre discriminación en el mundo laboral, los principales motivos de discriminación en México son la apariencia física, el género, orientación sexual, edad, discapacidad y la condición socioeconómica.

En cuestión de género, otra encuesta demostró que 70% de las mujeres considera que existe desigualdad en oportunidades de crecimiento, 66% en desigualdad de salario y 47% en permisos o prestaciones.

Ser una empresa tolerante 

Una empresa libre de discriminación no sólo tiene una buena imagen con sus colaboradores también con los clientes y público en general; estos son los beneficios de ser una empresa inclusiva:

Aumenta el compromiso

El colaborador se siente parte de un entorno en el que es aceptado e incluso apreciado, por lo que su motivación, trabajo en equipo y nivel de compromiso aumentan, y con ello, el logro de objetivos es mucho más fácil.

Genera sentido de pertenencia

La empresa acepta e incluso celebra a cada individuo, por lo que su sentido de pertenencia es mucho más fuerte. El colaborador genera confianza en sí mismo, se pone la camiseta, practica y difunde la cultura organizacional.

Actitud positiva y proactiva

La empresa los considera como un talento único y que agregan valor, por ello, su disposición, buena actitud y su capacidad de tomar decisiones es mayor.

El respeto y tolerancia hacia su lugar de trabajo es recíproco, por lo que hay un apego real y auténtico.

Aumenta la productividad

En consecuencia a lo anterior, la productividad de la empresa es mucho mayor.

Además, tiene mayores posibilidades de atraer inversiones, talentos nuevos y entrar a nuevos mercados.

Mejora la imagen corporativa

La empresa adquiere una reputación positiva, no sólo en el sentido de causa social o tolerante, sino en innovación y modernidad.

También se entiende que la organización es diferente y una buena alternativa de consumo por lo que tiene mayor capacidad de fidelizar a sus clientes.

Una empresa debe ser inclusiva por el simple hecho de que tiene clientes de todo tipo.

De esta forma, se diferenciará de los demás y tendrá la capacidad de entender el mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *