En estos días, todos los que trabajamos recordamos lo cruel que la naturaleza puede ser. Más específicamente, nos referimos a la lluvia y sus consecuencias, las cuales afectan nuestros planes con inundaciones y tráfico, entre otras cosas.

Y aunque intentamos despejar el estrés post-lluvia o se desvanece conforme avanza el día, “casualmente” la madre naturaleza nos recuerda su existencia justo alrededor de la hora de ir a casa. Por este tipo de cuestiones, a continuación te damos:

5 recomendaciones para evitar el estrés post-lluvia:

1.- Home office

Si tu trabajo está lejos de tu casa, lo mejor que podrías hacer es negociar con tu jefe el practicar home office o al menos, salir un par de horas antes, comprometiéndote a dejar todos tus pendientes listos. 

2.- Prepárate 

Si de plano no conseguiste lo anterior, lo mejor será que te prepares para el caos, lleva un impermeable, zapatos que te cubran de la lluvia y no se hagan feos, además del indispensable amigo: el paraguas.

3.- Un rato más

Una opción muy recurrente es quedarte un rato más en la oficina. La idea es que mientras se calma la lluvia y baja el tráfico puedas adelantar pendientes e incluso podrás tomar una buena taza de café, ponerte una película o serie para relajarte mientras pasa la lluvia.

4.- ¡Comparte el auto!

Si alguien vive por tu casa, seguro podría dejarte cerca de ella, de esta manera estarás evitando el riesgo de no encontrar transporte público, quedarte atorado en el tráfico, mojarte, etcétera. Incluso hasta podrían hacer más ameno el camino.

5.- Sin estrés 

Si tienes carro, lo mejor que puedes hacer es armar un playlist antes de salir de la oficina, escoge la música que más te guste para que el estrés del tráfico se disminuya.

Cuando llegues a tu casa, verás que el camino fue un poco más llevadero. Ahora, lo mejor que puedes hacer, es tomar un buen baño, preparar una rica bebida caliente y relajarte en tu casa.

¿Qué otras medidas tomas para evitar el estrés ocasionado por las lluvias?

Imágenes vía Giphy

Autor: Sandra Rodríguez

Creo en el poder de las palabras y en la gente que busca aportar un pequeño cambio al mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *