Reciclar y reutilizar son palabras que hemos escuchado tantas veces que quizá ya las utilicemos indistintamente. Incluso, ya no notamos la diferencia entre ambos conceptos.

El papel, cartón, textiles, vidrio, algunos plásticos, son sólo algunos ejemplos de objetos o materiales que forman parte de nuestra vida día a día. Por ello, el hecho de poderlos reciclar, no sólo nos ayudan a economizar nuestro bolsillo, sino que le dan un toque positivo al planeta. ¡Sí, estamos hablando de volver a utilizar algunos de estos materiales una vez que han pasado por un proceso industrial para convertirlos en un nuevo producto, un producto reciclado.

¿Pero qué pasa cuando algo no se puede reciclar —y que al tirarlo a la basura— podría tardar miles de años en desintegrarse? Para evitar el grave daño que causamos al medio ambiente, desde casa, o en la oficina, podemos ser creativos y sacar nuestras mejores ideas para poder ¡reutilizar muchas cosas!

 

¿Sabías por ejemplo que, los popotes son una de los productos que causan un tremendo daño al medio ambiente? Por ello, hoy te damos varias ideas para que les des un mejor uso… un segundo o tercer uso. Además de ecológicos, son tips súper útiles e innovadores.

Estos tips para reutilizar popotes, los puedes aplicar de inmediato, pues son fáciles, sencillos y prácticos, y no te imaginas ¡todo lo que te pueden resolver!

¿Cuántas veces no te ha pasado que llevas una ensalada o cualquiera que sea tu lunch para comer fuera de casa, incluso en la oficina? Qué engorro tener que cargar contigo todo el frasco de aderezo o de condimentos ¿cierto? Aquí te damos la solución:

 

Toma un popote (cuanto más largo mejor). Quema uno de sus extremos, de tal manera el plástico, quede bien sellado. Introduce sal, azúcar o cualquier otro condimento; aderezo o aceite de oliva, sólo por mencionar algunos ejemplos. Una vez que has sellado un extremo del popote y lo has llenado del contenido que desees, quema su otro extremo. Asegúrate que quede bien sellado para no derramar tus condimentos. Genial ¿no?

Otra de las ideas que tenemos es que uses el popote para cerrar un yogurt. Muchas veces empezamos a comerlo y no queremos o podemos terminarlo todo. En este caso, corta el popote por la mitad, asegurando que quede del mismo largo que tu envase, lo deslizas sobre un costado de la tapa y ¡listo! (tal como aparece en el VIDEO).

Para cerrar una bolsa de papas, o cualquier empaque del snack con que haya salido de casa.

Así como los popotes, existen tantas cosas que podemos reutilizar. Cosas que consideramos “basura”, pero que muchas veces podemos reutilizar de una manera creativa y diferente.

Recuerda que REUTILIZAR no es lo mismo que RECICLAR, así que, si NO es reciclable, probablemente puede ser ¡reutilizable!

Por: Denise Kusher (autora en Tuiris.com)

Autor: Tuiris.com

Somos una comunidad digital con soluciones para tu vida diaria. Nuestro contenido es corto, fresco y fácil de digerir. Nuestro propósito, conectar contigo de una manera divertida pero con profundidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *