Llegar a un acuerdo con otra persona, realizar una labor de venta o simplemente intentar conseguir algo, puede terminar siendo una tarea muy tediosa. Quienes logran conseguir todo lo anterior, son personas que conocen el arte de la persuasión.

A continuación, encontrarás 7 técnicas para que comiences a practicar esta habilidad que te ayudará en cualquier ámbito de tu vida. Todas son fáciles de aplicar, ¡inténtalo!

1.- Muestra emoción

Cuando expongas tus ideas muestra emoción, recuerda que la emoción se contagia y puede que así caigan “redonditos”. Resalta los puntos que más te gusten a ti para que la otra persona se quede con lo mejor.

2.-  Asiente con la cabeza

Si quieres que alguien comparta una opinión contigo, asiente mientras hablas, si logras que la otra persona comience a imitar tu movimiento será más fácil que puedas convencerlo con tus propuestas. Las personas suelen imitar inconscientemente los movimientos que se están realizando en ese momento.

3.- Guarda silencio

Cuando alguien esté dando su punto de vista, lo mejor que puedes hacer es permanecer atento y escucharlo; a las personas les gusta que les presten atención mientras hablan.

De esta forma, lo que le das a entender a tu interlocutor, es que eres una persona que escucha y acepta otras opiniones de una manera respetuosa, lo cual generará sentimientos gratos e impresiones positivas de tu persona.

4.- Habla claro, fuerte y seguro

Cuando hablas de manera clara y sobre todo segura, la otra persona quedará asombrada por la seguridad que tienes. Ten todas tus ideas ordenadas para que al momento de expresarlas no muestres inseguridad.

No olvides usar un tono elevado que cause impacto, pero que no sea lo mismo que gritar o parecer muy agresivo.

5.- Crea una necesidad

Esto es esencial para persuadir con éxito. Después de todo, si no existe una necesidad detrás de lo que intentas vender, conseguir o hacer, no sucederá.

Depende de la idea que tengas, tendrás que buscar la  necesidad o hacer que la otra persona sienta la necesidad de aceptar lo que ofreces.

6.- Busca similitudes

Algo que puede funcionar es Identificar cosas que tengan en común. Ya que es  más sencillo que una persona se identifique con alguien que comparte los mismos gustos o ha vivido las mismas cosas.

7.-  Prepárate antes

Practica frente al espejo y convéncete a ti primero para que después puedas lograr transmitir esa seguridad y persuadir de la mejor manera.

Debes revisar desde tu expresión corporal hasta tus palabras, que sean claras y contundentes.

La próxima vez que busques empleo, intenta aplicar alguno de estos consejos en tu siguiente entrevista de trabajo.

Cuéntanos, ¿Qué otras tácticas conoces tú?

 

Autor: Sandra Rodríguez

Creo en el poder de las palabras y en la gente que busca aportar un pequeño cambio al mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *